Nuestros valores

La Fundación Elosúa Rojo, entidad sin ánimo de lucro, tiene una finalidad clara de asistencia social y cooperación al desarrollo, inspirada en los principios de justicia social y en los valores cristianos.

Tiene por objeto desde su constitución, ser instrumento de solidaridad, enfocada a la satisfacción gratuita de necesidades intelectuales y físicas a los más necesitados y colectivos especialmente desfavorecidos, en cualquier parte del mundo, habiendo centrado sus esfuerzos en los últimos años, fundamentalmente en áreas geográficas subdesarrolladas de América latina, África, India y también en España, estando abiertos a colaborar en cualquier país.

La Fundación se compromete a que todas las donaciones recibidas, se destinen a proyectos, aplicando el 100% de las mismas, dado que los mínimos gastos administrativos corrientes son cubiertos por el fondo social.

La administración de la Fundación está guiada por principios de Transparencia y Buenas Prácticas, poniendo a disposición de nuestros donantes la información de las actividades, proyectos, financiación, cuentas anuales, y auditoria, que se pondrá a su disposición en nuestra sede social previo requerimiento.

Se realizan las siguientes actividades:

  • Crear, sostener e impulsar, centros e instituciones que tengan como fin el desarrollo y la formación espiritual, moral, humana y social de los beneficiarios.
  • Ayudar espiritual y materialmente a jóvenes necesitados mediante bolsas de estudio y con otros medios que parezcan más convenientes.
  • Desarrollar iniciativas de apoyo y ayuda a los necesitados de toda condición, en los diversos aspectos de salud, vivienda, educación, alimentación, expansión y diversión.
  • Fomentar y sostener centros de apoyo, ayuda y orientación a la juventud, especialmente cuando se trate de jóvenes con enfermedades, dependencia de drogas, con problemas de integración, víctimas de abusos, etc.
  • Y, en general, potenciar, estimular y desarrollar actividades creativas que contribuyan al progreso, la evolución y al desarrollo de las relaciones sociales entre los hombres dentro de las líneas en que se inspira la Doctrina Social Cristiana.