En sus cuatro ediciones, se han organizado cursos en turno de mañana y tarde, y se han beneficiado un total de 393 personas. El perfil de alumnos y la población de influencia tiene estas características:

  • Nivel de estudios bajo o nulo
  • Experiencia laboral previa relacionada
  • Motivación laboral de los/as usuarios/as
  • En la mayoría de los casos las mujeres usuarias tenían experiencia laboral en el sector y habían sido expulsadas del mismo por no tener formación acreditada
  • Motivación por el trabajo: la mayoría de las mujeres usuarias están trabajado en limpieza o atención a personas dependientes de manera no formal. Es decir, por horas y sin contrato laboral
  • La mayoría de las mujeres no tienen ayudas económicas y no han tenido cotizaciones a la seguridad social
  • La necesidad urgente de encontrar un trabajo por cuestiones económicas de supervivencia o la necesidad de renovar o solicitar un permiso de residencia o laboral
  • La edad mayoritaria de los participantes está entre 40 y 55 años, edades que en este sector son solicitadas para el puesto de gerocultora o de cuidado de personas dependientes.
  • La falta de otras salidas profesionales del perfil de mujeres de más de 35 años sin estudios y con experiencia laboral en cuidados a personas y servicio doméstico, siendo este perfil mayoritario en población de usuarios y de la zona de influencia.
  • Los hombres interesados en esta profesión son personas que o bien tienen experiencia o han decidido que no pueden volver a integrase al mercado laboral de la construcción, ni por edad, ni por capacidad física y están obsoletos en las nuevas técnicas de trabajo en el sector. Por lo que su deseo es reciclarse en una profesión que les de oportunidades de trabajo.  Además de no tener formación de ningún tipo.

La titulación oficial es expedida por la Comunidad de Madrid. La práctica totalidad de los alumnos ya está trabajando en residencias y centros geriátricos de la región.