Igualdad, equidad y paridad de género

Desde nuestra Fundación entendemos que las condiciones de trabajo inciden en la calidad de vida de las personas, ya que el tiempo de trabajo constituye el eje vertebrador no sólo de la vida laboral sino, más ampliamente, de la vida social. De ahí la necesidad de avanzar en el cumplimiento del principio de igualdad efectiva de oportunidades, estableciendo unas condiciones que permitan y favorezcan, de manera real y efectiva, la conciliación de la vida laboral y privada.

Respecto a los proyectos con los que hemos colaborado, desde 1985 hasta la actualidad, siempre hemos primado el beneficio de las personas, con independencia de su raza, sexo o religión. Hemos financiado proyectos específicos para mujeres: amas de casa con familiares a su cargo, víctimas de violencia de género, mujeres inmigrantes con dificultades de inclusión en el mercado laboral. En estos programas se les ha dotado de las capacidades laborales necesarias, mediante talleres específicos, para facilitarles la búsqueda de trabajo y fomentar el autoempleo.

Sobre la obligatoriedad de contar con un Plan de Igualdad, Fundación Elosúa Roja está exenta de la elaboración y registro de dicho Plan, al carecer de plantilla y/o voluntarios para el desarrollo de sus proyectos, según establece el RD 6/2019 de 1 de marzo, de medidas urgentes para la garantía de igualdad de mujeres y hombres en el empleo y la ocupación. En su artículo 1, apartado 1 se indica que los planes de igualdad serán obligatorios para aquellas empresas o entidades sin ánimo de lucro con una plantilla superior a 50 personas.